Premiada una vecina de Saceda por la restauración de su vivienda

Raquel Méndez se hace con el 3º galardón por la rehabilitación de la casa familiar en los X Premios a la recuperación de la arquitectura popular que reparten 8.000 euros entre 6 proyectos

Mientras que los ayuntamientos comarcales hacen oídos sordos a la solicitud de sus vecinos de planes de urbanismo, la Fundación Prada a Tope reivindica las construcciones propias con una entrega de premios donde se premió a una vecina de Saceda por la rehabilitación de su vivienda familiar con el 3º premio.

La Fundación Prada a Tope entregó los premios a la recuperación de la arquitectura tradicional Palacio de Canedo en su décima edición, en la que repartió 8.000 euros en premios. Las dos iniciativas mejor valoradas por el Jurado fueron una recuperación de una vivienda en Cubillos del Sil y la mejora urbana del centro de Canedo promovida por su Junta Vecinal.

Flor Bonet, de la fundación Prada, afirmó que “la suma de las diez ediciones, dan la cifra de casi 300 proyectos rehabilitados. Con cada premio que hemos dado, ha ganado todo un pueblo. Porque lo hace más grande teniendo entre ellos un edificio digno de ser reconocido”, dijo y lanzó el guante a los alcaldes “sois los que tenéis el poder, pero también la responsabilidad de impedir que siga el deterioro de los pueblos y mejorar, en lo posible, lo que hay”.

Javier Pérez Andrés, periodista que visitó Cabrera hace bien poco para hacer en su programa el Arcón un especial sobre máscaras cabreiresas destacó el trabajo de la Fundación “porque parte de la sociedad civil” señalando “las cosas que se hacen bien”.

Rauel Méndez se llevó el tercer premio, de 1.000 euros, patrocinado por el Ayuntamiento de Arganza. La vivienda unifamiliar está situada en Saceda en la calle del Medio número 8. El jurado valoró la recuperación total de una edificación de planta baja y alta que se encontraba en muy mal estado. Destaca sobre todo el corredor de madera con sus  balaustres de madera de castaño, igual que los que tenía, su barandilla, faldón de cubierta en madera de pino con viguetas o correas de buena sección, y la cubierta de losa de pizarra de la zona.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *