Es curioso que siempre nos quejemos

Es curioso que siempre nos quejemos

Es curioso que paguemos un impuesto para el reciclado de basura
cuando dentro del ayuntamiento no existe posibilidad de reciclar.
Es curioso que tuviéramos escombreras en cada pueblo
y ahora las hayan cerrado todas.
Es curioso que esas escombreras se llenaran de piedra y barro
pero también plásticos, vidrios, hierros, bañeras o con cualquier cosa imaginable.
Por lo cual ya no es tan curioso que las cerraran
porque se convirtieron en auténticos vertederos.
Pero también es curioso que después del cierre
hemos tenido la suerte de que se hayan creado puntos limpios
el más grande situado en el pueblo donde se sitúa el ayuntamiento
y que esté abierto para uso y disfrute de todos los vecinos.
Tenemos la suerte también, de que existe la recogida de basuras orgánica
y que hay contenedores en todos los pueblos
y una vez a la semana, nos los vacían da igual lo que echemos dentro.
Es curioso como en un pueblo como este, con 30 habitantes todo el año
y unos 10-12 contenedores bien repartidos por el pueblo
a unos 20-30 pasos de distancia máxima,
la gente se recorra aún unos 300-400 metros
para tirar la basura en caminos o en las veras de los ríos.
Así que será curioso cuando nos sorprendamos que nuestra propia mierda
nos trague en nuestro propio hogar

Fdo. Fabalino, un lugar de Quintanilla de Yuso.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.