Promonumenta y Trimuella acometerán la limpieza de la ermita de San Antonio de La Cuesta

La asociación de Amigos del Patrimonio Cultural de León llevará a cabo los trabajos este sábado en colaboración con la asociación local en el interior de esta edificación con posible origen románico

La asociación Promonumenta y la asociación local Trimuella se pondrá manos a la obra este fin de semana, para llevar a cabo una facendeira de limpieza y desbroce del interior de la ermita de San Antonio de la localidad de La Cuesta, con objeto de facilitar el inicio del proyecto de consolidación del edificio.

Se halla a escasos 30 metros del templo actual dedicado a Nª Señora de la Asunción. De fábrica sencilla de planta rectangular con su elemento más notable es un estrecho ventanal de piedra labrada. Esta en ruinas y hasta hace bien poco, todavía se veía una viga ajedrezada que con el tiempo acabó pudriéndose. Cuentan los vecinos que durante un tiempo sirvió para que un habitante del pueblo, guardará allí “los cochos”.

La talla de S. Antonio Abad, que hoy preside el retablo lateral del lado de la epístola de la iglesia parroquial, procede de esta ermita. La talla de bulto de S. Antón Abad (s. XVIII), figurado anciano y con barba, viste el hábito de la Orden de los Antonianos y porta como atributos la esquila en una mano, el libro abierto, en la otra, y el cerdo, a sus pies. Posiblemente, sea su autor el maestro escultor Francisco de Castro que en 1728 reside en La Cuesta.

La junta vecinal de La Cuesta a través del párroco local, ha solicitado al obispado la cesión del templo con el fin de poder pedir subvenciones y restaurarlo, para que los fieles tengan un lugar más acogedor para poder oficiar la misa en invierno, cuando hay pocos vecinos. De momento el obispado no se ha pronunciado al respecto. La intención es dotar al edificio de una cubierta de pizarra, de un suelo de baldosas del mismo material, y tratar de colocar una pequeña estufa, bancos y una mesa para oficiar la misa. Pero también, el pueblo valora su patrimonio, por ello quiere ser fiel a la arquitectura original del edificio, tratando de restaurarlo, de acuerdo a las paredes existentes.

La asociación Trimuella convoca a todo el mundo que quiera asistir y echar una mano a través de esta facendeira reclamando la vida comunitaria del concejo como herramienta para desarrollar proyectos comunes en los que se une la solidaridad y la obligación de asistir como miembro de una comunidad.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *