Forna sufre la pasividad de la Junta para poner freno a los torrentes de agua

La falta de medidas contra los efectos de la erosión producida por el incendio que quemó más de 10.000 hectáreas de monte cabreirés el año pasado, convierten a esta pedanía en un lodazal cada vez que hay tormentas o lluvias persistentes

Tras la tormenta que ayer enfangó Forna, la Junta Vecinal ha reclamado esta misma mañana a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, medidas urgentes para paliar las consecuencias que vienen sufriendo por las secuelas dejadas tras el incendio que en el año 2017 también estuvo a punto de calcinar esta localidad.

Según ha informado el alcalde pedáneo Andrés Gabella, “ya han sufrido dos inundaciones seguidas por tormentas. Todos los lodos y piedras que están sueltas por culpa del incendio están arrastrándose para el interior del pueblo, así como posibles corrimientos de tierra, con el peligro para las casas y habitantes. No sabemos qué va a pasar este invierno en caso de que las lluvias sean persistentes y continuas tendremos un invierno muy difícil y más de lo habitual”.

Es por este motivo por el que desde la Junta Vecinal solicitan urgentemente medidas por parte de la Junta de Castilla y León “antes de que pase una desgracia que todos lamentaremos”.

Imágenes captadas ayer en Forna:

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *