Rutas para un fin de semana

Un fin de semana cualquiera, ahora que llega el buen tiempo, les propongo a las personas aficionadas al senderismo un par de rutas interesantes

Dos rutas con salida desde el Puente de Domingo Flórez, a través de San Pedro, o Robledo de Sobrecastro, y como destino Sotillo. Subiríamos a San Pedro en coche y desde allí, encaminaríamos nuestro pasos a la Canuta, bordearíamos las explotaciones de pizarras de Cupa, para llegar a Requixada, seguiríamos caminando hasta encontrar la zona denominada las Presas, unos prados que junto con los del Couto, servían antes para el pastoreo, ahora ya cubiertos de monte bajo, tan solo pequeños claros los recuerdan.

Ahora la cuesta es más pronunciada para desembocar en un claro llamado la Poula de Espiño, junto con la majada, donde el pueblo de Robledo pastoreaba las vacas y los rebaños, en épocas de estío. Queda el último trecho para llegar a la cumbre, la Retela. Recuperaremos fuerzas, con un buen bocata, mientras contemplamos hacía abajo Puente, del otro lado del río, Quereño. Hacia la derecha Peña Rubia, y algunos picos de Las Médulas. Siguiendo al río Sil, la zona gallega de Valdeorras. Divisándose en días claros zonas del Bierzo, con las montañas de los Ancares, y algunas ya de Asturias. Inundará de aromas nuestro reposo, el tomillo salsero que crece silvestre por esa zona, y al contacto con los pies, desprende.

Ahora vamos con la bajada. Giramos a la derecha para dejar un poco más arriba la Peña de Nando, de nuevo giramos a la izquierda para continuar hacía el Carballalín, tierras baldías, que antes se sembraban de centeno, seguimos bajando y nos acercaremos a Larmada, que nos encamina a un lugar muy bonito, “El Refugio,” desde donde divisaremos Sotillo y en la otra vertiente Benuza. Estamos llegando a nuestro destino, pero antes rebasaremos un pequeño otero, denominado el Puesto, que da entrada al pueblo de llegada, donde podremos disfrutar, además del Refugio citado, de la fragua, el horno, el molino, junto con la arquitectura típica de esta zona. Y cómo no, su casa rural y el santuario de la Virgen de los Remedios.

La segunda ruta sería desde el Puente, y San Pedro, como la primera. Después nuestros pasos nos encaminarían a Robledo de Sobrecastro, para terminar en Sotillo. Comenzaremos subiendo en coche a San Pedro de Trones, los más avezados en senderismo, ya pueden salir desde el principio, o sea desde Puente, comenzaran la salida en esta localidad, por la Barbacana, bordeando el campo santo de este pueblo, para encaminarse a San Pedro. Pasaremos el arroyo de los Poulos, para seguir la cuesta de Lucedo que nos acerca la ermita de la Estrella en Chaus, desde donde podemos ver su espadaña.

Llegamos a la explanada de la Virgen, podemos seguir la ruta por dos sitios; una por la entrada más antigua que nos llevaría a través del pueblo, por sus barrios. Cruzaríamos el arroyo Bayelo, para subir al barrio de Espiñeiro, avanzamos al centro del pueblo denominado la Terra, hasta llegar a Carballeda, desde aquí tomamos la senda a Robledo. O bien donde la Virgen de la Estrella, nos encaminamos a Outeiro, para terminar de nuevo en Carballeda, saliendo al camino de Robledo. Abandonamos san Pedro y encontramos la zona de Requixal, Lagorzos, y los arroyos de Cousos, Pesica, Azureira, santa Eulalia y Valdesar. Unos arroyos que por esta vertiente aportan caudal al Cabrera. Desde nuestra altitud divisamos al fondo los pueblos de Vega de Yeres, Yeres y Castroquilame, mientras tomamos un respiro y reponemos fuerzas con un tentempié.

Entramos en Robledo en el centro del pueblo, el barrio denominado Souto. Salimos de Robledo, bajando hasta la confluencia con la carretera, que sube a Sotillo nuestro destino, dejamos a la izquierda un poco más abajo la antigua casa del párroco, llamada casa del cura de Robledo. La cuesta es menos pronunciada, con trozos un poco llanos, para asomar a un bosque de castaños centenarios, llamado Souto de Folgosa. El cual comparten Sotillo, Pombriego y Benuza. Seguimos la ruta marcada para asomar, a Escuentra, donde divisamos Benuza, pasamos Laballo con sus viñas, de las que un par de ellas se conservan. Llegamos a Teso Sardón y Vallino Carril, para entrar en la ermita de la Virgen de los Remedios, haciendo el mismo recorrido que en la primera, pero al revés, terminando en el Refugio por donde en la otra ruta hemos entrado.

Dos maneras para pasar un buen rato y disfrutar de la maravillosa naturaleza.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Un comentario sobre “Rutas para un fin de semana

  • el mayo 13, 2018 a las 7:19 pm
    Permalink

    El punto no es la Releta.Sino la RETELA.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *