Ruta motera para ver los mayos

El Moto Club Bañezano disfrutará de esta tradición que anuncia la primavera este domingo

La próxima ruta sobre dos ruedas que organizará el Moto Club Bañezano será este domingo 20 de mayo, a las 16:00 horas para realizar una ruta a través de las comarcas de Valdería y Cabrera para disfrutar de esta tradición milenaria que anuncia la primavera y que se sumerge en la noche de los tiempos.

Varios ayuntamientos, juntas vecinales y asociaciones de vecinos y culturales se unen para ir de la mano en la promoción de una ruta que recoge la tradición milenaria de los mayos. La ruta comienza en la localidad de la Bañeza donde se podrán ver hasta 7 mayos en las diferentes localizaciones de su casco urbano. En el mismo municipio tenemos otros museos como el Museo Alhajas en la Vía de la Plata, o como el Museo de la Alubia, situado en el mismo edificio donde se encuentra la sede del Consejo Regulador de la IGP Alubia de La Bañeza. Nuestro siguiente punto de la ruta es el municipio de Santa Elena de Jamúz, donde la tradición renovada de los mayos se convierte en puro arte y es una de las manifestaciones declaradas de Interés Turístico Provincial. Los vecinos de Santa Elena de Jamuz reciben el quinto mes del año sacando a la calle sus mayos, en varias localidades: Jiménez, Villanueva y Santa Elena. El recuerdo de oficios ya perdidos y de antiguos personajes conocidos en el municipio se completa con alusiones a temas de actualidad en estas propuestas a medio camino entre el arte y la tradición, que permanecerán expuestas al público hasta el día 31 de este mes. La variante establecida en el municipio de Santa Elena de Jamuz es la utilización del barro, siguiendo la secular tradición alfarera de este mismo lugar, para modelar distintas figuras o conjuntos escénicos. Es de resaltar la gran aceptación que estos mayos calificados como “artísticos”, han tenido en general entre la población del municipio extendiéndose incluso a otras localidades cercanas, suscitando una gran participación popular y dando origen a una competición entre los distintos barrios del mismo pueblo. También se da como hecho positivo el que algunas localidades del municipio, como es el caso de Santa Elena y Villanueva de Jamuz, además de incorporar los “mayos artísticos” mantengan al menos un “mayo” tradicional en la modalidad del “mayo monigote”, característico de esta zona otorgándole un nombre de raigambre popular.

Continuamos en dirección sur hasta la localidad de Castrocalbón para girar a la localidad de Felechares donde plantan su mayo árbol con monigote todos los años. Nos adentramos en el municipio de Castrocontrigo donde dos localidades y por este orden en el sentido de la ruta colocan sus mayos, Castrocontrigo y Torneros de la Valdería, cada uno de ellos con su particular mayo. La localidad de Castrocontrigo se encuentra íntimamente relacionada con la industria del chocolate. Así los hermanos Fernández continúan en la actualidad con la tradición heredada de su abuelo, un emigrante en Argentina, que regresó a su tierra con la idea de fabricar chocolate “a brazo”. Esta fábrica de chocolate se lleva dedicando, a lo largo ya de tres generaciones, a elaboración artesanal de productos derivados del cacao, convirtiéndose en sinónimo de calidad en la industria chocolatera leonesa. Tal es la importancia y popularidad que ha venido teniendo esta industria, que en la localidad se ha construido un edificio que alberga un ” Museo del Chocolate”. En él, a parte de la diversa maquinaria tradicional, se encuentran con todo lujo de detalles las explicaciones sobre el proceso de elaboración del chocolate.

Una vez pasado Torneros de la Valdería siguiendo el curso del río Eria y en el kilómetro 13 de la carretera LE-126 nuestros pies pisan tierra cabreiresa, terreno muy montañoso y de bruscos contrastes entre cumbres que superan los 2.000 metros y valles con altitudes por debajo de los 500, entre las más bajas de la provincia. La Cabrera posee enclaves con paisajes peculiares, con valores naturalísticos, históricos, monumentales; lugares donde se funden lo natural, lo mágico y lo bello. El primero de los pueblos que mantienen la tradición del mayo es Quintanilla de Yuso, Quintaniella en cabreirés y que surge al lado derecho de la Carretera. Seguimos hacia Truchas, para visitar la última localidad de la ruta, La Cuesta, donde el mayo nos espera al lado de la casa de cultura. En esta localidad, donde los vecinos han conformado un museo agrícola por las ‘caleyas’ y en una antigua fragua, puede verse también un castro romano y un molino en perfecto estado, ambos señalizados desde el centro del pueblo.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *