La Tebaida cabreiresa

Las montañas de Cabrera junto con las berginenses, fueron sin duda lugar de cobijo y espiritualidad de monjes, ermitaños y anacoretas ya desde los tiempos de los visigodos

Cabrera desarrolló un papel muy importante en los períodos antiguos y medievales de la llamada Tebaida berciana o española, y así la hemos querido titular como lo que fue: la Tebaida cabreiresa.

En estas líneas vamos a describir algunos de los monasterios que hicieron famosa a esta tierra de Cabrera, desde la época que fue gobernada por los visigodos hasta aproximadamente el siglo XIII. Para ello nos basamos en estudios e investigaciones tanto de historiadores antiguos, modernos y propios, aunque en algunos de los casos se carece de información fiel, y son los habitantes de nuestros pueblos los que aportan documentación oral a la historia.

El Instituto de Estudios Cabreireses realiza sus investigaciones con los datos de todos ellos y sobre el terreno a partir de las edificaciones, hallazgos propios y tradición oral. Esto ha sido fundamental para hallar varios de estos complejos desapercibidos para los historiadores de otras épocas. Algunas de estas edificaciones, ruinas o desaparecidas simplemente, siguen bajo el estudio e investigación por parte del IEC, de la cuales solo se hará mención de ellas para confirmar su existencia, al igual que otro de los procesos en investigación vinculados a lo que nos lleva este artículo.

Denominación de Tebaida

La denominación de este término de Tebaida, viene atribuido a la ciudad egipcia de Tebas y su territorio, en el alto del valle del Nilo. Aquí habitaron miles de anacoretas y ermitaños en el período romano, este lugar estaba dividido en dos, Alto y Bajo Egipto, mientras que a la zona geográfica a la que ahora nos referimos, se le ha denominado también Alta y Baja Tebaida. Todos esos habitantes que vivían en solitario hicieron famosa a esta región, de ahí viene el nombre de tebaida que se atribuye al Bierzo y Cabrera, la vida por las montañas en solitario.

Titulación de Monasterio

Bastantes son los monasterios, eremitorios, cenobios y lauras que han existidos en Cabrera, pero en este breve reportaje apuntaremos hacia los que fueron intitulados como monasterios. Monasterios que pueden ser de varios tipos, los habitados por una comunidad religiosa en un templo, los de un solo religioso, y también podían ser monasterios familiares albergando una o varias familias enteras, formando así los monasterios unifamiliares, creando una comunidad alrededor de un templo, bastante propio en Cabrera. Comenzaremos por los más conocidos y ya estudiados, con breves resúmenes y citaremos los y lo que está en fase de investigación y estudio por parte del IEC, para no extender demasiado este artículo:

SAN PEDRO DE FORCELLES

Este monasterio estaba situado en los términos de la pedanía de Santalavilla, lindante con la de Ferradilo, rozando la ribera del arroyo de la Aquiana y en el cruce de éste con el del Campo de las Danzas. En la margen derecha de los prados de San Pedro, todavía hoy se puede apreciar in situ sus murallas, canales de regadío y transvase, diversos desagües (posiblemente de algún molino y fraguas, debido a su gran actividad de logística y minera de la zona). Es muy frecuente encontrar trozos de tejas y cuellos de ánforas en la falda de la parte alta del prado de la Campana, de lo que parece haber sido el almacén. Apenas cuatro kilómetros arroyo abajo encontramos otro monasterio muy arraigado y hermanado con este por su gran proximidad: San Alejandro.

SAN ALEJANDRO

San Alejandro está situado en lo que hoy en día es el pueblo de Santalavilla, este monasterio como ya hemos descrito, estaba hermanado con el de San Pedro. Hasta ahora los historiadores no sabían ubicar el sitio exacto en el que se encontraba, pero trás un estudio minucioso en la zona por nuestra parte, se ha podido dilucidar que este monasterio era, y es, parte de lo que después fue rectoría, juzgado y cuartel de la Guardia Civil en los aledaños al templo. Algunas edificaciones siguen en pie, así como el canal del transvase del agua, aunque actualmente amenazan ruina.

MONASTERIO DE SANTA EULALIA DE CABRERA

No muy lejos de Santalavilla y en el mismo nunicipio, se encuentra el monasterio de Santa Eulalia. En la parte más baja del pueblo de Benuza, podemos observar un cúmulo de edificaciones en ruina, lo que en su última existencia fue la rectoría, y también un albergue hospital dedicado a los peregrinos que hacían el Camino Compostelano. Podemos apreciar su iglesia de reciente restauración, dedicada a San Esteban, donde se hallan sus cuatro vieiras. Éstas en madera, son signos de evidencia monástica y de pasos Compostelanos. En la vertiente contraria y muy cerca, se puede apreciar dónde estuvo el primer pueblo de Benuza y las murallas de la antigua ermita de San Blas.

Todo este complejo pertenece al monasterio de Santa Eulalia o Santa Olaya como la describen oralmente los lugareños. Aún no podemos atestiguar el motivo del por qué del translado desde el otro lado del arroyo, donde se encontraba el asentamiento primigenio del monasterio de Santa Olaya. A día de hoy se pueden encontrar bastantes restos de ruinas que atestiguan su existencia. Las investigaciones llevadas a cabo por el IEC, añadidas al conocimiento de la gente de Benuza, pueden confirmar y desmontar la teoría de algunos historiadores, que afirman que el monasterio de Santa Eulalia perteneció y pertenece al municipio de Benuza y no al propio pueblo de Santa Eulalia en el municipio de Encinedo. Los hallazgos allí encontrados así nos lo corroboran.

SAN COSME Y SAN DAMIAN DE INTRANIO

Los historiadores que han estudiado este pequeño monasterio, lo documentan siempre con muchos y buenos datos, aunque nunca han podido certificar su ubicación exacta. A través de toda esa información y las averiguaciones que hemos realizado en el propio terreno, nos atrevemos a afirmar que este complejo estaba situado en pleno corazón del pueblo de La Baña (y no en las inmediaciones del lago, que tanto se especulaba), en una zona que podría situarse en lo que hoy es el templo de La Baña dedicado a los Santos Justo y Pastor y sus aledaños.

Este monasterio estuvo dedicado en el siglo X, allá por el 944, a San Cosme y San Damián de Abaña o de Albana, siendo también el nombre de Intranio, que era el nombre del pago de esta institución. Fue muy corta la instancia de este cenobio, y en el tumbo de San Martín de Castañeda, nos hace unas referencias sobre él. El monje Zuleiman y sus hermanos Sisaberto y Cipriano (los fundadores), ceden al monasterio de San Martín de Castañeda del abad Juan, toda su comunidad que habían formado en La Baña. Todo esto durante los nueve años de su existencia, aunque en generaciones posteriores todas estas tierras de La Baña sufrirían varias donaciones y cambios de titulares.

SAN VERÍSIMO DE CABRERA

Este peculiar y también pequeño monasterio cabreires, es otro de los enclaves sin una ubicación conocida que desde el IEC creemos haber podido localizar. Podemos afirmar que este cenobio se encontraba en tierras entre el pueblo de La Cuesta y Valdavido (Cabrera Alta), perteneciendo a la pedanía de este último. Se puede sacar alguna referencia de él en el siglo XII: Pedro de Lombardía, Cristóbal de Cabrera y sus hermanos donan a la Mitra astorgana del Obispo Pelayo varias de sus pertenencias, entre las que se encuentra el monasterio de San Verísimo de Cabrera, que finalmente terminan por desaparecer, convirtiéndose en una simple parroquia.

SAN JUAN DE NOCEDA DE CABRERA

Éste es otro de los monasterios más desapercibidos de los ahora descritos, ya que nunca se ha hecho mención sobre él. Nos referimos al situado en el pueblo de Noceda de Cabrera, perteneciente al tipo de monasterios con carácter familiar, del que es patente su antigüedad, datada posiblemente antes del año 680. Fue fundado y construido por Juan, uno de los más fieles discípulos de San Valerio. Apenas existen referencias sobre el monasterio, salvo escasa documentación, vestigios sobre el terreno en forma de edificaciones, restos hallados (pintadas, vieiras de piedra, etc.), tradición oral, y algún escrito donde queda constancia de una donación al monasterio de San Pedro de Montes, por lo que hemos podido deducir que ciertamente fue uno de los monasterios pertenecientes a la Tebaida berciana, sumado además a este enclave otro de los pasos de peregrinos compostelanos que transcurría por Cabrera desde Corporales a Ponferrada, (el Caminu Vieyu). Hoy en día es su iglesia la parroquia avocada a San Juan Bautista.

SAN MARTIN DE CASTAÑEDA

Este monasterio situado en la comarca zamorana de Sanabria, no lo vamos a dejar fuera de la influencia de la que llamamos Tebaida cabreiresa, ya que por estar justo en los límites de ambas provincias, fue de los más importantes y con grandes posesiones en el territorio cabreires. Bien podemos considerarlo parte de la historia de esta tierra.

FINAL (parte primera)

Llegados a este punto de lo aquí expuesto, vamos a detenernos, pero no sin avanzar una segunda parte, sobre la que que ya hemos iniciado nuevas investigaciones: el monacato Cabreires, de las que puedo citar aquí como son Santa María, Santa Marina, San Miguel, San Blas, San Salvador, Santiago, La Estrella y San Vicente, situados en localidades de Castroquilame, San Pedro de Trones, Forna, Silván, Cunas, Quintanilla de Yuso y Corporales.

En otra de las investigaciones muy avanzadas y muy relacionado con estos temas, se encuentra el camino de Santiago o vía militar romana que transurría por la orografía montañosa de Cabrera. Podemos avanzar que nos hemos encontrado varios caminos y buenas sorpresas durante la investigación. Desde el lado más oriental de nuestra comarca, en Pozos, que es nuestro objetivo y punto de partida, hasta el punto más bajo de esta comarca, en El Puente de Domingo Flórez, donde éste señala la ubicación exacta del final del Camino Cabreires, enlazando al Camino de Invierno y al que baja desde Casaio, concurriendo juntos hasta el desaparecido puente romano de la Pontórica, uniéndose a un ramal de la vía Nova, formando el Camino de Invierno hasta Compostela.

Jorge Arias Delgado J.Arias


Bibliografía
IEC, Instituto de Estudios Cabreireses
P.Madoz, Diccionario Geográfico y Estadístico e Histórico

  1. Quintana Prieto, Temas Bercianos, Obispado de Astorga, Monasterios bercianos y Bañezanos

P.Florez.España Sagrada
Episcopologio Asturicense, II
Linaje Conde, Orígenes del Monacato benedictino

  1. Álvarez Gómez, Historia de la vida religiosa
  2. Sotomayor, La iglesia en la España Romana
  3. Fernández Alonso, La Autobiografía de San Valerio

M.C. Díaz y Díaz, compilación hagiográfica de San Valerio

  1. Orlandis Rovira, Historia eclesiástica visigoda

Boletín del Seminario de Arte y Arqueología
Anuario de historia de la iglesia
Anuario de estudios medievales
Tumbo viejo de San Pedro de Montes
Tumbo del Monasterio de San Martín de Castañeda