La caza vuelve a ser legal en Castilla y León tras una decisión política

Los grupos parlamentarios del PP, PSOE y Ciudadanos aprueban cambiar la legislación para evitar la suspensión cautelar de la actividad cinegética en Castilla y León, mientras que IU y Podemos calificaron de «parche» la norma y advirtieron de que recoge el mismo contenido de la normativa anulada de manera cautelar

La Ley de Caza de Castilla y León, anulada hasta en ocho ocasiones por los tribunales de Justicia, ya tiene en vigor la modificación necesaria para poder continuar con la actividad, suspendida de forma cautelar, al incluir un anexo con un censo de especies cinegéticas. Varias denuncias de organizaciones ecologistas llevaron al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León a emitir dos autos en las últimas semanas, uno contra el Reglamento y otro contra la Orden de Caza, por carecer de ese informe de especies, por lo que la caza se llegó a paralizar en la Comunidad.

Los grupos parlamentarios del Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos han presentado este miércoles en el pleno la toma en consideración de la Proposición de Ley que modifica la legislación vigente, de 1996, para evitar la suspensión cautelar de la actividad cinegética en Castilla y León. Una unidad de partidos para tratar de evitar los perjuicios económicos, medioambientales, de salud pública y de seguridad vial que conlleva la caza.

En Castilla y León, la caza genera 500 millones de euros, un 13% del Producto Interior Bruto asociado a las actividades agroganaderas o, lo que es lo mismo, el 0,3% del PIB autonómico. Además, de este sector dependen 8.000 puestos de trabajo. La Federación de Caza en la Comunidad es la que más licencias tiene en la Comunidad, sólo por detrás del fútbol y del baloncesto. Con estos argumentos, PP, PSOE y Ciudadanos se han dado la mano a la hora de impulsar esa modificación de la ley, con la abstención de Podemos y el voto en contra del único procurador de Izquierda Unida en la Cortes de Castilla y León, José Sarrión.

«¡Viva la caza! ¡Viva la libertad!»

El presidente del Partido Popular en la Comunidad y procurador autonómico por Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que ha reconocido que ni es cazador ni le gusta la caza, ha pedido «respeto» para la actividad cinegética, regulada en Castilla y León desde hace 22 años mediante un modelo, según Mañueco, que ha «exportado» esta Comunidad a otros puntos. Refiriéndose al procurador de Izquierda Unida, el popuplar ha criticado el «riesgo» que las organizaciones ecologistas han provocado con sus denuncias «al mundo rural». «Demasiada ideología», ha señalado Mañueco, que ha apostado por «blindar por ley la caza». «¡Viva la caza, viva la libertad», ha exclamado al final de su intervención.

Concentración

A la puerta de las Cortes de Castilla y León donde se ha debatido esta modificación de la ley se ha concentrado un grupo de personas, respondiendo al llamamiento de la Federación de Caza para respaldar esta medida finalmente aprobada. Entre ellos, un nutrido grupo de cazadores de la montaña de Riaño, una de las zonas más afectadas de la provincia leonesa por la suspensión de la actividad cinegética.

Se ha registrado algún momento de tensión cuando han coincidido allí con otra protesta, en este caso empleados públicos, convocados por UGT, para demandar la jornada laboral de las 35 horas. La Policía Nacional ha tenido que intervenir para separar a los dos grupos de manifestantes que pugnaban por ocupar el mejor lugar a la entrada del edificio del parlamento.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.