Ruta del mes: Entre Sardones y un altar

Este mes, caminaremos entre uno de los bosques más especiales de Cabrera, el Sardonal de Manzaneda, una corta caminata de más de dos horas y ascenderemos a ver un altar,tal vez el más alto de la provincia


Tipo de ruta: a pie
Tiempo de duración: 2 horas y 30 min.
Distancia: 10,1 kilómetros
Sendero: PEQUEÑO (mas de 10 km. y menos de 60 km.)

Situación y acceso:

Desde Astorga o La Bañeza se llega a Castrocontrigo, desde dicha localidad se toma la carretera que nos conduce a Truchas. Llegando a Truchas se toma el desvío hacia Cunas donde se inicia la ruta.

Interés:

Caminaremos entre un bosque de sardones de inimaginable belleza y ascenderemos hasta un altar en un castroprerromano

Itinerario:

La ruta empieza en Cunas por un camino que, por debajo del templo parroquial y frente a una fuente, arranca rumbo a Saliente para atravesar Los Valles: Fiyuelo, El Valle y Brimeo. Por encima de la loma que separa los dos últimos y por debajo del pinar Vencino afloran unas rocas; allí se asentó el castro de Cunas y que hoy se llama Castriello.

Perfil Ruta

Pronto llegamos a Las Marras (hitos), donde se juntan los terrenos de Cunas, Villar del Monte y Manzaneda y que vemos por debajo del camino. El término de Cunas queda a nuestra espalda, el de Villar – El Melón – a nuestra derecha y el de manzaneda – Llamaliés – a nuestra izquierda. Por el paraje de Pedroucos subimos suavemente hacia el Sardonal. Entramos en uno de los bosques más desconocidos de Cabrera, pero también de los mejores conservados con majestuosas encinas propias de otros tiempos. Pasamos por la pradera de Llamasdacil y salimos por una brecha, entre dos peñas, – El Bocal -, con terreno arcilloso a nuestros pies y Peña Canales enfrente.

Es en este punto donde podemos ascender a un altar hacia el Cabezo que se encuentra justo entre el límite de Cunas y Manzaneda. Para ello subimos 250 metros y una distancia de 1 km hacia el oeste donde encontraremos restos de un castro prerromano fortificado situado a 1400 metros de altitud. En su interior se encuentra un altar que presenta una serie de inscripciones compuestas por cazoletas y surcos que en algunos casos se intersectan. Dicho altar se encuentra en la parte más elevada del castro, situado en su zona central, y se identifica en él un conjunto rocoso singular caracterizado por una cresta de roca volcánica y una losa de piedra subhorizontal.

Bosque de sardones

Regresamos a la ruta inicial y comenzamos el descenso dejando 3 grandes encinas a nuestra derecha y ya en el fondo del valle del Couso pasamos por encima de un prado con cerca de piedras e hilera de chopos, y seguimos el camino por su orilla izquierda salvando la loma que se baja por Candaneo (aquí el camino se llama El Cañal) a cruzar La Regueira, que nace más arriba, en La Fulgueira.

Para llegar a Manzaneda tenemos dos opciones: el camino de Santa Marta, el de cotas más bajas, que pasa cerca de la ermita de San Antonio y nos deja en la carretera, y el de Peña El Cuervo que nos lleva a las casas más occidentales del pueblo.

El camino que hemos seguido está perdido en muchos tramos por falta de uso, pero dada su clara orientación hacia el Oriente y la continua referencia del río Eria, es imposible extraviarse.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *