Romance a Santa Elena

En casa del Rey mi padre
Un traidor, pidió posada
Y mi padre como noble
Al momento se la daban

De tres hijas que tenía
Le pidió la más galana
Esta doncella tan hermosa
Yo quisiera desposarla

A mi hija no la doy
Que no quiere ser casada
Que se quiere meter monja
En el convento Santa Clara.

Al llegar la media noche
El traidor se levantaba
La sacó por el balcón
Con la ayuda de la criada
Le pagó por el favor
Diez monedas de oro y plata

Siete leguas cabalgaron
Sin hablar una palabra
¿Cómo se llama la bella?
¿Cómo se llama la dama?

En la casa del rey mi padre
Elenita me llamaban
Y ahora por estos montes
Elena la desgraciada

Hizo lo que quiso de ella
Hasta escupirle en la cara
El traidor sacó un cuchillo
Y después la degollaba

La tiró en unas zarzas
Para pasto de alimañas
Alejada del sendero
Para que la encontraran

De ella se formo una ermita
Tan hermosa y dibujada
Con los huesos, las paredes
Con los ojos las ventanas
De los oídos de Elena
Se formaron las campanas

De las trenzas de su pelo
Sogas para tocarlas
Los huesos de su cabeza
Las bóvedas se formaban
De los dientes blanquecinos,
Tejas para losarla

Pasados algunos años
El traidor por allí pasa
Se encuentra con un pastor
Cuyas ovejas guardaba

¿De quien esa ermita
Tan blanca, y tan dibujada?
De santa Elena señor,
Que en este monte fue degollada

Ya que es de santa Elena
¡Vayamos a visitarla!..

En silencio y de rodillas
El traidor se santiguaba
Implorando por tres veces
El perdón de su venganza

Elenita, Elenita
Yo he sido tu amor primero
Si me perdonas la vida
Yo, seré tú candelero

No te la perdono yo
Ni tampoco el rey del cielo
Que ultrajaste mis carnes
Como un lobo carnicero

Elenita, Elenita
Yo he sido tu amor primero
Si me perdonas la vida
Yo seré tú candelero

No te la perdono yo
Ni tampoco el rey del cielo
Dejándome en el monte
Sin ningún remordimiento

Elenita, Elenita
Yo he sido tú amor primero
Si me perdonas la vida
Yo, seré tú candelero

Que te perdone Dios
Yo perdonado te tengo
Aún no es dicha la palabra
El candelero, estaba ardiendo

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print