https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Puebla de Sanabria recibirá una nueva autobomba para el servicio de extinción de incendios

La localidad leonesa de Manzanal también recibirá otra. Ambos camiones sustituirán a los adquiridos entre los años 2001 y 2006, que pasarán a la reserva.

Las novedades que presentan estos vehículos respecto a los últimos adquiridos por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente es que los nuevos cuentan con arco interior anticolapso formado por barras antivuelco instaladas en el interior de la cabina; chasis forestal 4×4 con ángulo de ataque de 35 grados, que permite su utilización en terrenos forestales muy abruptos; y la instalación de los armarios en la parte baja del vehículo a diferencia de los anteriores que los ubican en la parte alta del mismo, además de contar con sistemas de autoprotección, formado por dos circuitos de agua independientes de rociadores con accionamiento independiente, uno para la parte baja del vehículo y otro para la parte superior del mismo, así como dos salidas de bomba en alta presión en la parte frontal del vehículo a 1 m. aproximado de altura, una a cada lado del vehículo, un sistema de inyección de espuma automático, controlado por un microprocesador para la dosificación de espumógeno con inyección del producto en la línea de agua, y un sistema de regulación automática de la presión.

Los camiones tienen 280 CV de potencia, una capacidad de 4.000 litros de agua y 100 de espumógeno y cumplen con la normativa anticontaminación Euro VI, una normativa exigente respecto a la emisión de contaminantes para los vehículos pesados.

Estos vehículos autobomba se suman a los otros 13 adquiridos durante la última legislatura para el servicio de extinción de incendios forestales en los que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha invertido un total de 3 millones de euros.

Impulso en la lucha contra incendios forestales

Este programa de renovación señalado por el consejero se refiere al incremento del tiempo de contratación de las cuadrillas terrestres de prevención y extinción; el incremento del tiempo de contratación de las cuadrillas helitransportadas, buscando un equipo permanente de prevención y extinción; consolidación de los tiempos de trabajo del personal fijo discontinuo de autobombas y puesto de mando; la continua renovación de las unidades de autobombas con vehículos nuevos, como es el caso de los presentados hoy; la mejora del mantenimiento de los convenios de prevención y extinción de incendios con otras entidades; o el aumento de los tratamientos selvícolas preventivos, con una dotación prevista en el presupuesto de este año de casi 23 millones de euros, con un incremento del 42 %.