La Junta de Castilla y León condenada a presentar un programa para reparar el daño causado al medio ambiente por la caza de lobos

El Tribunal Superior de Justicia ha anulado los Aprovechamientos Comarcales del lobo al Norte del Duero del 2016 al 2019

Desde el año 2010 todos los planes de aprovechamientos comarcales del lobo en los terrenos cinegéticos situados al Norte del río Duero han sido anulados judicialmente.

La última sentencia del Tribunal Superior de Justicia, notificada el pasado 27 de diciembre de 2019, obliga a la Junta de Castilla y León a pagar 9.261 euros por cada lobo abatido debido a estos planes desde 2016 hasta 2019, en total 173 lobos.

La Junta deberá disponer 1.602.153 de euros para la presentación de un programa que, como mínimo, deberá comprender las actuaciones necesarias para la recuperación del lobo ibérico, su conservación y para la divulgación de la importancia de la especie.

Para la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) esta sentencia «es un hito en el ajuste de normas viejas a las superiores que amparan la protección ambiental, y sobre todo, con claridad envidiable, consolida el papel de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León como garante de la racionalidad de las prácticas cinegéticas, porque no se puede matar injustificadamente no se puede cazar una especie protegida».

Para la Consejería de Fomento y Medio Ambiente la sentencia no es firme, por lo que barajan la opción de interponer un recurso de casación. Para la administración esta sentencia no afecta al actual plan del lobo para las próximas temporadas y que prevé la muerte de 113 ejemplares al año.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print