“Espejo lobo” catorce relatos en los que el hombre coexiste con el lobo

La bióloga Concha López Llamas presentará su obra en la III Feria del Libro Cabreirés

-¿Cómo se describe Concha López Llamas?

Como ecofeminista. Contra el dominio a todo tipo de grupos humanos y de todo tipo de especies y ecosistemas.

-¿Y en el aspecto literario?

Me siento especialmente bien escribiendo sobre la naturaleza. Sin excluir a la naturaleza humana. Aprovechando para contrastar comportamientos entre especies.

-¿Podría resumirnos de qué trata “Espejo Lobo”?

“Espejo Lobo” analiza las causas que hacen peligrar la existencia de Canis Lupus desde las raíces del comportamiento genocida, de sapiens, hacia el resto de las especies, y ofrece testimonios de nuevos modelos éticos en relación con la naturaleza no humana.

Consta de 14 historias de ficción, ubicadas en aquellos entornos de la Península Ibérica, incluido Portugal, donde el lobo coexiste con el ser humano, y en estos relatos se dan a conocer las diferentes causas que hacen peligrar la salud etológica y hasta la supervivencia de Canis Lupus, del lobo ibérico. Entre ellas la ganadería extensiva, el veneno, el furtivismo, el fuego, la caza, la regulación o llamado “control de la especie” realizado por las administraciones y un largo etcétera.

Este libro se caracteriza porque cada uno de estos relatos lleva adjunto un pequeño texto escrito por especialistas en el mundo del lobo, especialistas de diferente índole, naturalistas, ambientólogos, del mundo de la biología, específicamente de la zoología y del medio ambiente en general.

Estos textos ofrecen un contrapunto de total realidad a las historias que se narran en los relatos, de esta manera pretendo llegar con intensidad al corazón y al cerebro del lector o lectora.

-¿Cómo surgió la idea de publicar “Espejo Lobo”?

Ofrece por un lado una visión muy global de aquello que amenaza a “Lupus” en el momento presente, y creo que eso es necesario darlo a conocer porque son muchos los factores que le ponen en riesgo. Y por otro lado, la necesidad de influir en un cambio de actitud por parte de quienes habitamos el planeta en el momento actual, un cambio de actitud en relación con los animales no humanos.

Debemos relacionarnos con las otras especies animales desde el respeto, desde la comprensión hacia sus comportamientos y desde la empatía y la compasión, y no desde la agresividad y la necesidad de exterminarlos para ser los últimos que que quedemos en La Tierra demostrando así nuestra superioridad sobre el resto de las especies. Esto es por un lado lo que está realmente ocurriendo, el hombre viene ejercitando este papel desde hace miles y miles de años, pero desde el siglo XVI-XVII para acá esto se ha afianzado mucho más, la idea de ir contra la biodiversidad de sobre explotar todos los recursos del planeta para el bien de la especie humana en exclusividad.

-¿Qué pasaje destacaría del libro?

Creo que esa pregunta valdría para un libro que tuviera un tratamiento único, por ejemplo una novela, en la que puedes destacar un momento especial. Pero cuando está hecho de relatos, es imposible, porque en cada relato hay momentos especiales. Es imposible contestar a eso porque… en realidad cada relato es hijo mío, podría destacar aspectos en cada relato pero no otra cosa porque entraríamos a pensar que un relato me gusta más que otro, y todos tienen elementos que me parecen muy destacables y que están hechos con un gran interés y con una gran pasión hacia el lobo.

-Difícil decidirse por unos de ellos, ¿es esta su primera obra o tiene más publicaciones?

Esta es la cuarta. Pero cada una es un parto único y valioso por el empeño, conocimiento y emoción que pones en ella.

-¿La temática del resto de sus obras es similar?

En “La piel restaurada” trabajo la temática de las deudas transgeneracionales, es un drama psicológico. “Bajo el dominio del río negro” es autobiográfica y “Beatriz y la loba” es una novela.

-¿Ha recibido algún tipo de ayuda de las administraciones para la publicación de este libro?

Ninguna. La distancia con la Administración me da libertad para expresar mi parecer. No comparto la forma de gestionar la especie ni sus hábitats.

-¿Conoce Cabrera?

Sí. la he visitado en distintas ocasiones. Incluso estuve presentando “Beatriz y la loba” en Valdavido. Y asistí hace dos años a la Feria del Libro Cabreirés hace dos años.

-¿Dónde o cómo podemos adquirir un ejemplar de “Espejo lobo”, además de en la III Feria del Libro Cabreirés?

En León, en la Librería Universitaria está disponible.

-¿Algo más que destacar de esta última aventura literaria?

Pues sí, el crecimiento personal desarrollado en el proceso, especialmente en la fase de presentación de los libros por toda la península. Las personas que me han ayudado a ello me han enriquecido extraordinariamente y me han permitido abordar una nueva obra. Por ejemplo, no es lo mismo saberte feminista y ecologista que reconocerte como ecofeminista, no es lo mismo sumar que poner a interaccionar los dos movimientos.

También de la misma manera he profundizado extraordinariamente en el conocimiento del lobo ibérico, algo que como bióloga me hace sentir especialmente bien. Esto me ha permitido poner aún más en valor a la especie y darlo a conocer tan didácticamente como me sea posible. Pienso que es imprescindible perdurar su presencia en los ecosistemas ibéricos por su bien, pero también por el nuestro.

Y por último, escribir en general, me sana. Casi podría decir que es como hacer Mindfulness, te centra el pensamiento sobre aquello que estás trabajando y eso es muy interesante para la mente, evita la dispersión y la entrada de pensamientos que no convienen, de manera que escribir me sana.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *