Entrevistamos a María Álvarez, autora del libro “Palabra de Agüelo”

La escritora María Álvarez, presentará en la tercera edición del libro de Cabrera su manuscrito titulado “Palabra de Agüelo”. Hoy responde a las preguntas de este periódico:

– Para empezar, ¿quién es María Álvarez?

Mi nombre completo es María Jesús Álvarez Álvarez. Nací en Valdeteja (León) y en la actualidad vivo en Gijón. Soy Maestra de Primaria y Educadora Social, aunque la vida laboral me llevó por derroteros bien distintos a estos y fui Secretaria de Cámaras Agrarias hasta su disolución. Después trabajé en el Hogar de San José de Gijón como profesora de apoyo escolar a menores que viven allí en régimen de acogimiento y que tienen graves problemas sociofamiliares y están en riesgo de exclusión social. En la actualidad colaboro con un Centro en tareas de promoción e intervención socioeducativas de personas con discapacidad intelectual.

– ¿Podría resumirnos de qué trata “Palabra de Agüelo”?

“Palabra de agüelo” es un libro que trata de recuperar palabras en desuso u olvidadas de la Montaña Central Leonesa, vocabulario que se intercala con romances, leyendas, fotografías… y donde el hilo conductor es la montaña. El libro está dedicado a nuestros abuelos, hombres y mujeres que nos dejaron el ejemplo de su trabajo de sol a sol y de su experiencia; una herencia de dichos o palabras como “nortear”, “halladero”, “escardar”, “sacalinda” y tantas otras que cuando las oímos nos hacen recordarlos con cariño. Y como sin nietos no habría abuelos, también va dedicado a ellos, para que sepan valorar, conservar y transmitir este legado.

– ¿Qué pasaje o capítulo destacaría de su libro?

El núcleo del libro es el vocabulario; se puede decir que es un mini diccionario formado por alrededor de 1.600 palabras y estructurado de forma que entre las entradas de cada letra hay romances como el de “La peregrina”, leyendas como “La Dama de Arintero”, refranes o reflexiones. Pero los capítulos que destacaría son los que están dirigidos a los niños: el poema de “La montaña”, que inspiró a un niño de 6 años para hacer el dibujo que lo acompaña, el cuento de “La montaña y el pájaro”, las adivinanzas, el romance de “Las tres cautivas”. Son guiños hacia los más pequeños para que se animen a leer el libro y, como decía antes, aprendan a valorar todo aquello que formaba parte de la vida de sus abuelos o tatarabuelos.

– ¿Cómo surgió la idea de publicarlo?

Cuando hace unos años a mi hijo adolescente le decía, en unos casos que era “muy averudo”, y en otros que era “un escarduzo” y me miraba como si le hablara en otro idioma, pensé que había muchas palabras que las había oído a mis abuelos y que se estaban perdiendo por falta de uso. Fue cuando empecé a recopilarlas y al cabo del tiempo sentí la necesidad de darlas a conocer.

– ¿Es su primera publicación como escritora?

Soy novata como escritora, es mi primera publicación, pero no descarto reincidir porque la memoria va descubriendo palabras que se han quedado en el tintero y además las “agüelas” creo que también merecen un homenaje.

– ¿Ha recibido algún tipo de ayuda de las administraciones leonesas para poder publicarlo?

En su momento me puse en contacto con la Diputación Provincial pues conocía su labor editorial a través del Instituto Leonés de Cultura y de sus ayudas a la creación literaria, pero me denegaron cualquier tipo de ayuda.

– ¿Conoce Cabrera?

No, sé que estáis aproximadamente a 180 km de Valdeteja, que el paisaje es diferente, el vuestro más verde, el nuestro más gris por la caliza que nos rodea, aunque con la altitud andamos de la mano, sobre los 1.200 metros por lo que imagino que la nieve es nuestra amiga común. La III Feria del Libro Cabreirés me va a dar la oportunidad de conoceros y solo por eso ya os estoy muy agradecida. Estoy deseando compartir con vosotros un día que no dudo será inolvidable.

– ¿Qué diferencias ve entre el habla de Valdeteja y Cabrera?

El vocabulario de la provincia de León, su léxico, pasa de tener palabras que comparte con Asturias (prestar, guaje…) o con Zamora (amolarse, candongo…), a estar tan bien definido que en pueblos que distan ocho kilómetros, una misma cosa es nombrada con palabras distintas. Es el caso de una planta común en nuestros prados, la angélica; en Valdeteja se llama fojón y en Genicera, que como digo está a 8 km, le dicen baucho. Muchas de las palabras que aparecen en “Palabra de agüelo” las conoceréis, otras os sonarán y algunas las diréis de otra forma dependiendo de los pueblos y del entorno familiar. Todas ellas son igual de válidas y todas configuran una riqueza lingüística de la que no somos conscientes, pero que debemos conocer y divulgar para que no caiga en el olvido. Forman parte de nuestras raíces, las que nos atan a nuestros orígenes, aunque estemos a miles de kilómetros de distancia.

– ¿Dónde o cómo podemos adquirir un ejemplar de “Palabra de Agüelo” aparte de en la III Feria del Libro Cabreirés? 

Como se trata de una autoedición, el libro lo envío por Correo; se puede contactar a través de Facebook: “Palabra de agüelo” y del correo electrónico palabradeabuelo@gmail.com. También está a la venta en el Bar Anabel de Valdeteja.

– ¿Alguna cosa más que destacar de esta aventura literaria?

Con todas las experiencias que la vida nos ofrece se aprende y creo que con esta aprendí mucho, textualmente hablando. Pongo un ejemplo, en el libro aparece la palabra “pegamano”: planta de frutos redondos que se pegan con facilidad, lampaza. Al hilo de esta palabra han aparecido todas estas acepciones: pegamoños, cadillos, repegones, pegaculos, apegón, amores, garrapitos, zampegas, gazpachos, respigones, enamorados, pegapitos, gangas, gardinchos, repellicos…

Y vosotros me habéis dado la posibilidad de comenzar una aventura a través de la III Feria del Libro Cabreirés, de conocer otros escritores, vuestro paisaje y vuestras gentes. Nos vemos en agosto.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Un comentario sobre “Entrevistamos a María Álvarez, autora del libro “Palabra de Agüelo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *