En tramitación dos parques eólicos que se ubicarán en Cabrera

La construcción, que ya ha sido cuestionada por su impacto medioambiental, podría ocupar un área de 2.000 hectáreas, afectando a los municipios cabreireses de Truchas y Encinedo, y a los sanabreses de Rosinos de la Requejada y Palacios

La tramitación medioambiental al Ministerio para la Transición Ecológica ya ha sido iniciada por parte de la empresa madrileña Green Capital Power, quien tiene la intención de construir dos parques eólicos en el municipio de Truchas con una superficie de 1.000 hectáreas cada uno, con un total de 24 aerogeneradores capaces de generar una potencia bruta de 54 megavatios.

El primero de ellos, denominado “Corporales”, afectaría a una zona de 1.031 hectáreas situada entre Corporales, Truchas, La Cuesta y la Sierra del Teleno. Y el segundo, llamado “Cabrera” estaría ubicado entre Villarino, Truchillas y el Alto del Peñón, afectando a otras 1.216 hectáreas. 

La energía se evacuará a través de un total de 22 kilómetros de tendido eléctrico, que atravesará la Sierra de Cabrera hasta llegar a la subestación de Arbillera, de Red Eléctrica Española, ubicada en Palacios de Sanabria. 

Áreas Importantes para las Aves

Si bien la empresa ha presentado al Ministerio un informe en el que da cuenta del diseño realizado para la colocación de los generadores en función de los estudios de viento realizados, así como de las restricciones técnicas y ambientales, indicando que se encontrarían instalados fuera de la zonas protegidas ZEPA,  Zona de Especial Protección para las Aves Sierra de la Cabrera, no pasaría lo mismo con el tendido de evacuación, que tendría que pasar forzosamente por zonas IBA, Áreas Importantes para las Aves, espacios identificados y protegidos por ser vitales para las aves silvestres y de gran importancia para la conservación de la biodiversidad internacional. 

En este sentido, la Asociación Cabrera Natural ha mostrado un rotundo rechazo a este proyecto. Según indican desde esta asociación, el parque eólico generará un «profundo impacto ecológico que tendrá en la fauna de la zona que cuenta con un buen número de especies endémicas y amenazadas»

Advierten que, como indica el proyecto de la empresa Green Capital Power, afectaría a zonas IBA, «espacios identificados y protegidos por ser vitales para las aves silvestres y de gran importancia para la conservación de la biodiversidad internacional. Estos enclaves son seleccionados porque tienen especies de aves amenazadas, en extinción o tienen distribuciones muy restringidas». Además, «la proximidad de los generadores con dos zonas ZEPA, de Especial Protección europea para las Aves, y la línea aérea de evacuación eléctrica de 22 kilómetros de longitud que atraviesa de norte a sur una de estas áreas sensibles afectará directamente a especies como el águila culebrera, entre otras rapaces».

Por otra parte, la asociación ecologista cabreiresa recuerda que «en los últimos años se ha detectado la presencia del oso pardo en la zona, razón por la cual la Fundación Oso Pardo lleva a cabo un proyecto para mejorar el hábitat de estos plantígrados con el objetivo es de impulsar la llegada de las hembras y fomentar el crecimiento de la población osera. Un parque eólico sería incompatible con la conservación de tal riqueza natural y con un desarrollo sostenible. Además, una de estas instalaciones se va levantar en un área afectada por el gran incendio forestal de 2017, por lo que ha perdido toda su cobertura vegetal. La instalación de infraestructuras de gran envergadura (pistas, molinos) provocarán notable daños favoreciendo la erosión y la pérdida de conectividad ecológica entre valles para la regeneración natural».

La Asociación Cabrera Natural indica en su comunicado que «no estamos en contra de las energías alternativas, pero habría que buscar otro modelo para implantarlas». El propio proyecto reconoce que «hay espacios de la Red Natura 2000 que se solapan con el proyecto», que estos espacios «se pueden ver afectados» y que en ellos «habita fauna objeto de conservación que puede desplazarse a la zona del proyecto y sufrir entonces mortalidad u otro tipo de impactos».

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print