El Consejero de Sanidad se compromete a mantener los consultorios locales

Representantes de la JCYL, de la Diputación de León, oposición y alcaldes se reunieron el pasado martes en Valladolid

Tras la convocatoria de huelga convocada a partir del 1 de agosto por el sindicato de médicos Simecal, el consejero de Sanidad Antonio Sáez, a petición del presidente de la Diputación de León Juan Martínez Majo y debido a que “algunos alcaldes de pueblos de León estaban inquietos”, ha decidido mantener un encuentro en Valladolid para abordar la situación de la sanidad en el medio rural. A la reunión han acudido portavoces de los grupos políticos y alcaldes de la  provincia.
Para el consejero de Sanidad, la reclamación de los médicos pertenecientes a Simecal es laboral “han transformado una reclamación laboral, como es la estabilidad de un grupo de los médicos interinos, en un problema asistencial”. Señaló además que la Consejería de Sanidad está adoptando medidas para resolver el déficit de médicos de familia (que maltratados por los sistemas de sanidad españoles han emigrado) y que está provocando problemas para las sustituciones de bajas y vacaciones de los facultativos titulares. Dichas medidas incluirían la convocatoria de oposiciones y concursos de traslados, la prolongación del servicio más allá de la edad de jubilación, la habilitación para la contratación de especialistas extracomunitarios y el programa de fidelización de residentes al finalizar la especialidad.

Por su parte, el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, agradeció la “predisposición” de la Junta para esta reunión y confirmó la creación de una comisión de seguimiento en la provincia, que se dedicará a analizar las dificultades que puedan surgir en materia sanitaria en el medio rural.

León cuenta con 1.400 núcleos de población y 578 consultorios, con localidades que disponen de 19 cartillas o incluso menos. Esta situación se produce en muchos de los pueblos de Cabrera, en toda la comarca existen únicamente dos centros médicos, que están situados en las localidades de Truchas y el Puente de Domingo Flórez, estos dos consultorios atienden a una población de 3642 habitantes (Fuente: Instituto Nacional de Estadística) y abarcan un total de más de 846 km2. Por toda la comarca existen numerosos consultorios que son atendidos en la mayoría de los casos únicamente uno o dos días por semana, si estos desaparecieran, obligarían a los habitantes de muchos pueblos, que en su gran mayoría pertenecen a la tercera edad y que en muchos casos no disponen ni siquiera de vehículo propio, a desplazarse más de 30 kilómetros por las carreteras olvidadas de Cabrera para una consulta, recoger una receta o hacer una analítica. Por este motivo los cabreireses han decidido actuar y han empezado a movilizarse recogiendo firmas para expresar su oposición al cierre de los pequeños consultorios que acercan la sanidad a los ciudadanos que siguen apostando por la vida en los pueblos de la olvidada comarca leonesa.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *