Los cazadores piden al Gobierno que la caza sea «actividad esencial» para «evitar daños» a otros sectores

Remiten una carta al presidente del Gobierno para que todas las comunidades puedan actuar «de la misma forma» sin perjuicio «unas de las otras»

La Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) se ha dirigido al presidente del Gobierno a través de una carta en la que le solicitan que la caza sea declarada como «actividad esencial».

Según su argumentación, pretenden que las comunidades dispongan de las herramientas precisas para que esa actividad cinegética no se vea paralizada y así evitar que otras actividades «también esenciales» no se vean afectadas como consecuencia del aumento «incontrolado» de las especies cinegéticas, como citan los casos de la agricultura, la ganadería, la salud animal o el transporte, entre otras.

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el primer estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, en relación con la actividad de cinegética, tenía dos finalidades esenciales: evitar el riesgo de propagación de enfermedades animales, algunas de ellas zoonóticas y de otro lado, prevenir los daños que puedan ocasionar a las producciones agrícolas o ganaderas, y en las vías públicas a los transeúntes, recuerdan.

Ahora el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el segundo estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, ha vuelto a limitar los desplazamientos y las actividades no esenciales. Por eso, a su entender se requiere la «urgente» declaración de la actividad cinegética como «esencial» para que las comunidades puedan actuar «de la misma forma» sin perjuicio de «unas a las otras».