El Roscón Viajero de 10.000 euros

La Confitería Conrado de La Bañeza, esconderá este premio en un roscón de Reyes que se venderá del 29 de diciembre al 6 de enero, una tradición que celebra este año sus once años y que ha llevado a estos maestros confiteros a vender roscones en todo el territorio español y en Europa

Y es que la confitería Conrado tiene “el roscón de Reyes más famoso de España”, título con el que uno bautizó hace tiempo al roscón que elabora esta confitería en Navidad, o el ‘Rey del Roscón’ como también se conoce mundialmente que tuvo la genial idea de cambiar la figura de este postre por un vale de 500 euros en el año 2009 hasta llegar nada menos que a 9.000 euros en el 2018.

Este año, con 10.000 euros, una cifra de 5 dígitos, vuelve a superarse y querer llegar a toda España y Europa, de hecho, este año como novedad, van a vender roscones en una tienda llamada El Colmado en la plaza del ayuntamiento de Berlín.

Esta casa elabora en épocas navideñas roscones que llegan a cientos de familias que han oído hablar del roscón millonario de La Bañeza y quieren probar suerte. Cientos de roscones rellenos de nata, de crema, de mermelada, de chocolate, en varios tamaños. Largas colas en en la calle del reloj para tentar a la suerte de ser premiado.

La tienda virtual de la página web www.elreydelroscon.es ofrece envíos nacionales a domicilio entre 24 y 48 horas con las máximas garantías de calidad y las mismas oportunidades de ser el que esconde el premio gordo que los servidos en el mostrador. A Conrado también le llegan decenas de encargos internacionales de Italia, Reino Unido, Francia o Portugal por el efecto “llamada” del premio, pero Sergio González, sucesor de Conrado y ahora maestro pastelero que dirige el negocio, siempre remarca que “el premio sí, pero lo importante es la enorme calidad del producto que elaboramos”.

Cabrera premiada en dos ocasiones

Desde que comienza la campaña navideña, cada día sale de La Bañeza una nueva expedición de roscones para los clientes que no pueden pasar por la céntrica calle y quieren probar suerte con un roscón de Reyes de Conrado; el roscón que ha dado la vuelta al mundo llevando el nombre de La Bañeza por todas partes y que suscita interés allá donde llega esta iniciativa por haber cambiado la recompensa de la clásica figura por un talón bancario que en dos ocasiones ha ido a parar a Cabrera. En 2010 a una pareja de Puente de Domingo Flórez y en 2011 a un trabajador de la pizarra de la localidad de Manzaneda.

Postres todo el año

Pero además de las yemas durante todo el año trabajan un chocolate con almendras que quita el sentido, además de tartas y pasteles. Los imperiales, conraditos, besitos, yemas o chocolates cautivan cada vez a más fieles. Con las raíces del maestro chocolatero y del magistral pastelero que era su antepasado han creado “Los conraditos”, una delicia de pasta de chocolate, redonda que atrapa una porción de almendras. Este postre fue galardonado con el premio producto leonés del año.

Es una confitería pequeña y artesanal que han sabido modernizarse con los tiempos, por lo que hacen cada producto con mucho mimo. Un negocio familiar digno de visitar en cualquier época del año abierto los 365 días. Un trato amable y casero, su generosidad nada más cruzar la puerta y la calidad de todo lo que hacen es lo que se ve nada más entrar, pero también sus maravillosas obras de arte pasteleras que es mejor probar…

Los manjares de Confitería Conrado, un placer que hay que probar

Es mítica en La Bañeza. Llevan amasando dulces, pastas y pasteles desde 1856. Son maestros pasteleros y conocidos en todo el mundo por su roscón de reyes con premio. Una pastelería que siempre ha tenido relación con las comarcas bañezanas y Cabrera. En dos ocasiones, su premio del roscón, fue a caer en la comarca Cabreiresa

La confitería Conrado fue creada por el industrial Astorgano Hermógenes Blanco que se instaló en la bañeza trayendo consigo las recetas de mantecadas y archiperres de chocolate. Ya en el año 1888, este industrial obtuvo el premio en la Exposición Universal de Barcelona a la calidad de sus chocolates y mantecadas, año en el que nació su sucesor Conrado Blanco, que continuó con el negocio familiar buscando nuevas recetas.

Conrado, que entre postre y postre también dedicó su vida a la literatura, fundó y publicó en varios periódicos de la época, llegó a escribir un libro en 1914 llamado “Costumbres y Tradiciones Gastronómicas. Más de 150 años han pasado desde que Hermógenes arrancase con su sencilla confitería para que las generaciones posteriores continuasen con su labor aunando la tradición e innovación y de esta manera conseguir los postres más deseados de la comarca.

No hay fecha señalada en el calendario en la que Confitería Conrado no tenga un dulce tradicional preparado. Las yemas Conrado es su producto estrella y una deliciosa muestra para catar su laborioso trabajo con sabor auténtico, así que no esperes a quedarte sin probarlos. Mención aparte merecen sus los turrones y roscones tan típicos en Navidad.

Dirección: calle El reloj 6, La Bañeza

www.confiteriaconrado.es

987 640 213.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *