Andrés Martínez Oria presentará su nuevo libro en la IV Feria del Libro de Cabrera de Truchas

«Flores de Hinojo» es la nueva obra del escritor Salmantino

· ¿De dónde viene Andrés Martínez Oria?

Bueno, Andrés Martínez Oria es un leonés nacido en Salamanca, debido a la dedicación del padre, ferroviario. Pero mis antecedentes son del entorno de Astorga, donde estudié bachillerato, antes de trasladarme a Oviedo para cursar Filología española. Como profesor, he ejercido en el País Vasco y en el Bierzo, y luego en Astorga, donde me jubilé. Así que, además de a la familia, he dedicado mi vida a la Literatura, como profesor y como escritor, lo cual me ha hecho muy feliz.

· ¿Podría decirnos qué le inspiró para publicar su libro «Flores de hinojo»?

La publicación de un libro no es algo fácilmente explicable. En este caso, sirvió de acicate el conocido libro de R. Carnicer, Donde las Hurdes se llaman Cabrera, que había leído en mi juventud. A esto se añadieron otras lecturas sobre la presencia de Girón y sus hombres en estas tierras, todo lo cual hacía de Cabrera un territorio atractivo y muy propicio para recorrerlo, por ser una comarca bien delimitada y abarcable, aunque apartada de los lugares más frecuentados. Todo eso le añadía un encanto especial.

· ¿Cuál es la parte del libro a la que le tiene mas cariño?

El libro trata de reflejar el paisaje y su gente, y creo que está lleno de momentos emotivos. Señalaría, por ejemplo, el entorno de Castroquilame o Pombriego, el oculto atractivo de Santalavilla o Llamas de Cabrera. Y, ante todo, personas llenas de humanidad con quienes tuve la suerte de encontrarme y charlar. Aquí, mencionar alguna podría significar un agravio para tantas otras; pero me emocionaron especialmente, por la nostalgia que vi en sus ojos, la mujerina de Vega de Yeres, Piedad, de Nogar, Felicitas, de Castrohinojo, e Isaac, de La Baña.

· ¿Qué objetivo ha tenido la publicación de esta obra?

La obra no ha perseguido otro fin que conocer esta tierra y darla a conocer al lector interesado desde una mirada sobre todo literaria.

· ¿Es «Flores de hinojo» su primera publicación?

Flores de hinojo no es mi primera publicación. He dado a la luz varias novelas (Más allá del olvido, Jardín perdido, Invitación a la melancolía o Chafariz de Lisboa, entre otras), teatro (El peso del mundo), poesía (La hoja que cae en espiral), ensayo, etc. Además, he dedicado varios libros de viaje a comarcas leonesas como la Sequeda (Flores de malva) y Ancares (Flor de saúco), a los que viene a sumarse ahora este libro sobre la Cabrera.

· ¿Qué diferencia hay entre «Flores de hinojo» y sus anteriores obras?

Flores de hinojo tiene más parentesco, lógicamente, con los otros libros de viaje que con el teatro o la poesía. Pero en el fondo no se aleja demasiado de mi mundo narrativo. Manuel Garrido, bien conocido en Cabrera, dice que se trata del libro de un novelista. No sé.

· ¿Tiene ya algún nuevo proyecto en mente?

Siempre hay proyectos entre manos, pero no existe nada mientras no se hace visible.

· ¿Cómo ha sido el camino hasta la publicación de este libro? ¿Ha recibido algún tipo de ayuda?

El camino ha sido fácil, en realidad, aunque largo. Me lo ha pedido Héctor Escobar, de la editorial Eolas, y se lo he entregado sin dudarlo. Aunque estaba escrito desde hace mucho tiempo. Sí he recibido la ayuda inmaterial e impagable de los que han estado cerca o forman parte del libro, ninguna más, en este caso.

· ¿Cuál es la relación que tiene con Cabrera?

Después de haberla recorrido a pie durante casi una semana y de haber leído mucho sobre esta tierra, tengo que decir que la llevo dentro con tanto cariño como emoción. La siento mía y me siento un poco de ella. Pero también siento miedo a que ese mundo maravilloso, con su pasado, tan lleno de vida y de pasión, se desvanezca en un futuro no demasiado lejano.

· ¿Dónde o cómo podemos adquirir un ejemplar de «Flores de hinojo» además de en la IV Feria del Libro de Cabrera de Truchas?

Flores de hinojo se puede adquirir en cualquier librería de León, Ponferrada, Astorga, La Bañeza, etc. y procuraremos que esté también en Cabrera; Truchas y Encinedo (Mesón el Abuelo).