“Que la noche es mía”, el lobo como protagonista en la III Feria del Libro Cabreirés

El biólogo Víctor Casas, autor de la obra, nos explica en que ha consistido el proyecto literario y audiovisual que presentará en Truchas

-¿Quién es Víctor Casas?

Nací en León en 1967 y me licencié en Biología en el año 1990, de la que era un apasionado desde bien pequeño, empecé mi carrera profesional estudiando anfibios y truchas en la Facultad de Biología de mi ciudad natal y después me dediqué a la gestión ambiental en la Comunidad Foral de Navarra durante los años 1991 y 1992.

En 1993 fundé la empresa Iniciativas de Desarrollo Rural Integrado S.L. y me trasladé a la pequeña localidad de Fornillos de Fermoselle, en los Arribes del Duero zamoranos, donde centré mi actividad profesional en la educación ambiental y la comunicación e interpretación del patrimonio natural y cultural.

Desde el año 1995 he realizado numerosas propuestas de educación ambiental, divulgación, formación e interpretación del patrimonio en diferentes espacios naturales de Castilla y León, además de ser responsable de la gestión de las Casas del Parque de Arribes del Duero y del Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León.

Además, he realizado el proyecto y la dotación de museos y centros de interpretación, como el del Torreón de Sobradillo (Salamanca), Dehesa y Agua de Monleras (Salamanca), el Cerdo Ibérico en Guijuelo (Salamanca), el Aula del Asno de Villalcampo (Zamora), el Ecomuseo del Agua en Moral de Sayago (Zamora), el Rincón de la Memoria en la Casa del Parque del Lago de Sanabria y alrededores (Zamora) y la del Parque Natural de Babia y Luna (León) o el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León (Zamora), por encargo de entidades locales y de la Junta de Castilla y León.

También he desarrollado un número importante de proyectos audiovisuales, en algunas ocasiones ligados a museos y centros de interpretación, como Carea careando; Toco el Cielo, toco la Tierra; El Placer de la Diversidad; Días y Asnos; Sanabria: trabajos, saberes y lugares; Detrás de las Fotografías; Subir y Bajar o Que la noche es mía, donde la ecología humana se muestra en diferentes lugares y temáticas.

-¿Podría resumirnos de qué trata “Que la noche es mía”?

Que la noche es mía es un proyecto que incluye un largometraje documental de 90 minutos y un libro de 120 páginas, donde se explica la génesis y el desarrollo de la obra, y se expone la importancia del patrimonio cultural derivado de la relación entre lobos y humanos en la península Ibérica.

Escrito y dirigido por y producido por Marino García, ha contado con el apoyo de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, en el marco de la orden que financia la realización de largometrajes documentales.

El documental recrea una noche en compañía de personas de diferentes edades, procedencias y oficios unidas por la palabra, que viaja de viejas cocinas a plazas o teatros con el lobo como protagonista.

En él han participado cerca de 100 hombres y mujeres, procedentes de siete provincias y dos países, de edades y oficios diversos, que nos ofrecen recuerdos, cuentos, historias, oraciones, refranes, poesías, adivinanzas y canciones.

Muestra la riqueza de la cultura oral del noroeste de la Península y también su variedad de idiomas, acentos y expresiones. Es un homenaje a la transmisión de saberes y recuerdos, que acerca al siglo XXI a través del arte contemporáneo y el teatro, y también una valiosa herramienta educativa, apoyada en una especie que es especialmente propicia para la emoción, que favorece la atención y la comprensión de lo mostrado.

-¿Cómo surgió la idea de publicarlo?

Desde que iniciamos el proyecto del documental me parecía fundamental mezclar la parte audiovisual con el texto escrito y las fotografías de las personas que han participado, con la misma estética del audiovisual.

En ese sentido, el libro es un magnífico complemento a la película, que se muestra muy abierta, sin voces en off y con la aparición de una sucesión de numerosos personajes de los que el espectador no conoce el nombre, la procedencia, el tema que interpretan o el recuerdo que narran. Así, sirve tanto de guía del documental como permite contextualizar las muestras patrimoniales ofrecidas y conocer el valioso patrimonio cultural derivado de la larga relación entre lobos y humanos; ofreciendo, digamos, dos niveles de información: una audiovisual, muy emocionante y artística, y otra más didáctica y educativa a través del libro.

¿Qué pasaje o capítulo destacaría de su libro “Qué la noche es mía”?

A mí me parece especialmente interesante el primer capítulo, que se titula La cultura del lobo, y el tercero, Las palabras en su contexto, porque ofrecen de forma amena un amplio repaso al patrimonio cultural material e inmaterial unido al lobo ibérico, desde la Prehistoria al momento actual, con un importante esfuerzo de síntesis.

-¿Es su primera publicación como escritor?

He escrito otros libros, en ocasiones unidos a propuestas de educación ambiental, divulgación e interpretación del patrimonio en diferentes espacios naturales de Castilla y León, como “Arribes del Duero, a ambos lados de la frontera”, de 1998 y publicado por la tristemente desaparecida editorial Edilesa, “Las sebes de la ciudad de León”, editado por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de León en 2004, “Recorriendo las tierras de Sayago” de 2005 y publicado por ADERISA o “El sendero GR-14 en la provincia de Zamora” editado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en 2007.

-¿Ha recibido algún tipo de ayuda de las administraciones leonesas para publicarlo?

Sólo ha contado con el apoyo de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, en el marco de la orden que financia la realización de largometrajes documentales.

-¿Conoce Cabrera?

Por mi origen leonés y mi gusto por la naturaleza y la cultura tradicional, tuve una relación bastante intensa con esta comarca en mi etapa de estudiante de Biología y los años siguientes a terminar esta carrera, en las décadas de 1980 y 1990, de las que guardo un buen archivo fotográfico y muchas notas de campo, así como hermosos recuerdos de momentos, lugares y personas.

-¿Dónde o cómo podemos adquirir un ejemplar de “Qué la noche es mía”, además de en la III Feria del Libro Cabreirés?

En la provincia de León también se puede adquirir en la Librería Artemis de la capital leonesa.

-¿Alguna cosa más que destacar de esta aventura literaria?

Pues recomendar que no dejemos de juntarnos para hablar y compartir conocimientos y recuerdos, que seamos más protagonistas de nuestra vida y no solo espectadores, y que no olvidemos la identidad y las raíces, cada día más importantes en este siglo XXI saturado de información, estímulos tecnológicos y necesidad de consumo. Creo que pueden ser una buena manera de defenderse contra su poder, un contrapeso frente a la homogeneización, el desarraigo y la insatisfacción que originan.

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *