La avispa velutina hace presencia en El Puente de Domingo Flórez

La denominada como avispilla asiática (Dryocosmus Kuriphilus) asienta su nido en una terraza de esta localidad Cabreiresa

Los Agentes Medioambientales de Castilla y León, han activado el protocolo especial para el caso de la avispilla velutina, tras ser detectado y confirmado un nido en una terraza de la localidad, y previo aviso al servicio de emergencias, donde ellos han sido los encargados de su destrucción y de dar la alarma a las autoridades.

Esta avispa es una especie invasora y una amenaza para la especie autóctona, se teme un desastre entre los apicultores de la zona, ya que existen unas seis mil colmenas registradas en la comarca de Cabrera. El Presidente, Javier Morán, “considera que la confirmación de los Agentes es suficiente para pedir a la Junta, que se reorienten los trampeos colocados hacia los Ancares y se ubiquen en las proximidades del río Cabrera”.

El pasado mes de junio saltó la alarma en Valdeorras al detectarse un primer foco en O Barco, lo que hizo poner en alerta a los apicultores locales. Sin embargo, las bajas temperaturas de un invierno largo y la primavera más húmeda y lluviosa desde existen registros oficiales, han hecho que la especie invasora haya permanecido hasta ahora en letargo sin salir del nido. No obstante, los servicios de seguridad civil mantienen la guardia ante una posible proliferación de este insecto con la llegada del verano y una mejoría de las temperaturas. De hecho, la comparativa estadística de la retirada de nidos o enjambres, de abejas y avispas comunes, en la provincia de León fue superior durante el pasado mes de junio que en años anteriores.

En Cabrera se han dado varios casos de supuestos nidos de avispa asiática en los últimos años, tanto en la Baja como en la Alta. Como se ha dicho, este tipo de avispa suele aparecer cuando comienza el buen tiempo, y las zonas que elige para anidar suelen situarse preferentemente en los chopos situados en las riberas de los ríos.

La vespa velutina es originaria del norte de la India y se caracteriza, además de por su agresividad, por ser de un tamaño considerablemente mayor al de la avispa común europea, ya que pueden llegar a medir hasta 3,5 centímetros. Su tórax y abdomen son de color negro, exceptuando el cuarto segmento, que es de color amarillo. Fue detectada por primera vez en Europa en Burdeos en el año 2004 y se cree que pudo llegar a Francia a través de algún cargamento de mercancía marítima procedente de China. La picadura de este insecto es superior al de las autóctonas, solo suelen atacar si se les manipula su nido, sin embargo no es mortal, tal como varios medios de prensa y las redes anuncian.

Su mayor peligro reside en que son depredadoras de las abejas y de otras especies de insectos polinizadores, por lo que ponen en peligro la diversidad de especies, y en especial la producción agraria de frutales y la elaboración de la miel. Hay que tener en cuenta que uno solo de sus nidos puede llegar a albergar hasta un centenar de ejemplares de avispa, y estos pueden llegar a multiplicarse por decenas al año siguiente si no se eliminan radicalmente. En Castilla y León existe un plan de vigilancia desde el año 2016 para evitar que eso ocurra, por eso se pide que ante cualquier indicio de foco se de parte inmediatamente a las autoridades para poder activar el plan de monitorización del trampeo selectivo, la captura de reinas y la localización y eliminación de los nidos.

 

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *