Hallazgos históricos en las excavaciones de un castro cabreirés

La excavación de este castro deja estupefactos a arqueólogos y voluntarios que participaron durante el mes de julio y que permanecerá en el anonimato para preservar la investigación todavía no concluida

Durante este verano se han venido realizando diferentes excavaciones en distintos castros de la geografía cabreiresa, fruto de estas mismas, cabe destacar uno de ellos en el que arqueólogos y colaboradores no daban crédito de lo que estaban descubriendo. Este castro que permanecerá en el anonimato para proteger las excavaciones y la investigación inacabada, pertenece al patrimonio Mundial de Las Médulas, reconocido en 1996 por la UNESCO previo trabajo del arqueólogo J.Sanchez Palencia, como uno de los castros romanos englobados en este patrimonio, e inscrito en el Inventario Arqueológico de la Junta de Castilla Y León.

En las excavaciones de esta antigua población, realizadas en el mes de julio de este año, arqueólogos, miembros de una Asociación Cabreiresa, miembros del Instituto de Estudios Cabreireses y voluntarios, han colaborado en el gran hallazgo histórico que supone este levantamiento en esta comarca leonesa. En un lateral de la excavación, y a pocos centímetros de la superficie, aparece un muro de unos 3.500 m.m. de largo por 1.400 m.m. de ancho, con una terminación en el lado izquierdo a 90 grados y a su lado derecho con barrollo (material original de la zona), simulando los cimientos de una edificación.

El mayor impacto para los arqueólogos durante la excavación del castro fue el desenterramiento de muchos restos óseos de personas, en la que cabe destacar el esqueleto en su total de un varón de avanzada edad, con los huesos de un bebe apoyados en sus pies. El cráneo de dicho varón se encontró diseccionado con un corte muy preciso y limpio, sin muescas de alguna sierra u otro artilugio primitivo. Las investigaciones resultantes podrán confirmar que sea algún tipo de autopsia practicada en el tiempo al que pertenece el asentamiento.

A la espera del informe final de los arqueólogos y su publicación, que han confirmado a este periódico que será dentro de poco tiempo, el castro permanecerá en el anonimato. Pero en cuanto salgan a la luz los datos de este informe, este periódico dará con precisión y todo tipo de detalles toda la información disponible de este gran descubrimiento, con el consentimiento de la institución que está realizando los estudios pertinentes de los restos hallados en el asentamiento.

Fotografías Javier Linares

 

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *