El Cazario acoge la exposición de “La música y el Frío”

Este martes se presentó la exposición en el colegio de arquitectos de León  de mano del autor, editor, y arquitecto del Cazario

El edificio del Cazario de León, situado en la localidad de La Baña, promovido y gestionado por el Ayuntamiento de Encinedo, acoge exposición denominada ‘La Música y el Frío’ obra del prosista, poeta y pintor astorgano Adolfo Alonso Ares. La muestra recoge una serie de pinturas y  poemas condensados en 24 animales fantásticos y otros tantos poemas que combinados entre sí, desarrollan poesía experimental actual. Seres fantásticos nacidos de la realidad inventada por el propio autor, aunque la crítica pueda percibir rastros de los bestiarios de los libros de Horas de la baja edad media y mezclados con poemas cortos.

El autor tiene una abundante producción literaria que ha sido premiada en prestigiosos certámenes nacionales como es la Feria del Libro de Madrid, el Gil de Biedma, pero a esta faceta se unen producciones pictóricas propias y otras compartidas con pintores de renombre como son Luis Feito, Ramón Villa, Alvaro Delgado, entre otras.

La exposición fue presentada por el autor, el editor, Jose Antonio Martínez Reñones, y por el arquitecto del propio edificio, Javier López Sastre. Este manifestó que “el edificio del Cazario representa el espíritu de Cabrera ya que está construido en torno a la pizarra”. De igual forma añadió que “la forma del edificio responde a la semilla qe tiene la pizarra en la montaña, es el corazón de la montaña, de ahí su forma esférica”

Reñones por su parte destacó la obra del autor y afirmó que “estamos ante uno de los poetas vivos más laureados de la provincia, el autor en el libro concita la pintura y la poesía”. Por su lado, el autor, Adolfo Alonso Ares, añadió que “su obra tiene que ver con la música y el frío que tanto caracteriza a esta tierra, es la poesía visual y ancestral”. Alonso Ares también añadió que “lo universal late en cada uno de los pueblos de la provincia y que su libro de poemas brota de decir cosas sencillas a sus semejantes, como en las antiguas cocinas, que se realizaban ritos ancestrales” para terminar afirmando que “lo sencillo es la felicidad”.

La exposición podrá verse durante los meses de julio y agosto de este año 2018, en septiembre se trasladará al propio colegio de arquitectos

¡Préstanos pula vida que nos compartas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *